Pahang, Malasia - Aceite de palma

La rápida expansión de las plantaciones de aceite de palma en las regiones tropicales del mundo, particularmente en Indonesia, se está convirtiendo en una fuente cada vez más importante de emisiones de carbono. La tala de árboles nativos para permitir la expansión de plantaciones como se ve aquí en el estado malasio de Pahang agregará más de 558 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera para 2020, una cantidad mayor que todas las emisiones actuales de combustibles fósiles de Canadá. El aceite se usa más comúnmente como ingrediente de cocina en África, Asia y Brasil.
Calidad, productos naturales

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.